Para toda la vida

Las personas autistas adultas existimos y no dejaremos de existir. Los niños autistas se vuelven adultos autistas y se volverán ancianos autistas. Muchas «ayudas» se acaban una vez haces los 18. Digo muchas, pero me refiero a dentro de las pocas que hay, la mayoría desaparecen con la mayoría de edad. Muchos adultos son diagnosticados con otros trastornos o condiciones antes de que un especialista crea que es autismo. Queda mucho camino por hacer.

Y sobretodo recordad: esos niños autistas que tan bien funcionan en las campañas mediáticas serán adolescentes y serán adultos autistas.

Ser autista es para toda la vida

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *